Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
SharePoint
Ayuda
  • MAPA DEL SITIO
  • ENGLISH VERSION
Skip Navigation LinksSENA > Inicio > Sala de Prensa > Noticia
Noticia

Skip Navigation Linksnoticia


  • Bienestar

    Emprendedor transforma desechos de café en fertilizantes

    Hobo (Huila)
    jueves, 16 de abril de 2015
    Una unidad productiva de café especial del Huila, apoyada por el Fondo Emprender, es ejemplo de cuidado del medio ambiente y de calidad en su grano tipo excelso.
    Emprendedor transforma desechos de café en fertilizantes
    En la Taza de la Excelencia, el café de José ocupó el quinto lugar entre 1.058 lotes, siendo el único del Huila en la subasta internacional.

    Con los residuos del café, subproductos que tradicionalmente son arrojados a las quebradas y los ríos luego del proceso de despulpado, un emprendedor del SENA creó un fertilizante que es aprovechado para nutrir los árboles de este grano en Montefrío, una empresa familiar del Huila, donde se combinan las buenas prácticas con la innovación.

    El mucílago –baba generada por el café–, es la base del abono usado en los cultivos afincados en la vereda El Batán de Hobo, en el norte del departamento; se extrae de la cereza del grano cuando pasa por una máquina despulpadora. Con los desechos de la cosecha se elabora un caldo que, después de 40 días de maduración, puede ser utilizado como fertilizante.

    “La idea surgió durante mi formación en Manejo de subproductos del café; los instructores del SENA llegaron hasta las fincas, nos mostraron lo bueno de nuestro producto y cómo podíamos mejorar. Así nació este sueño, que nos ha llevado a instancias internacionales”, relata José Hermízul Ninco, gestor de esta iniciativa.

    Con el apoyo del Fondo Emprender él ejecuta su plan que contempla el restablecimiento de cinco hectáreas y 26 mil árboles de café, así como la aplicación de buenas prácticas agrícolas, con un componente innovador: el manejo de los subproductos del grano, es decir, no contaminar con residuos y preparar los caldos con el mucílago y las pulpas que finalmente son utilizadas como fertilizantes.

    ​“Con casos como el de José contribuimos categóricamente al desarrollo rural. Nos interesa, a través de nuestras líneas de acción –formación y emprendimiento¬–, impregnar el campo de desarrollo tecnológico y crear un espacio de atracción, para hacerlo más competitivo y productivo”, expresa el director regional del SENA en el Huila​, Luis Alberto Tamayo.

     

    De mucílago a abono


    Antes de agregar el producto a la tolva, ‘Cholo’ –como es llamado por sus amigos–, revisa cada una de las cerezas del café para cerciorarse del estado en que van a llegar a la despulpadora y asegurarse de que allí caigan las mejores. Una tarea que prefiere no delegar.

     

    Este emprendedor creó un fertilizante que es aprovechado para nutrir los árboles de café en Montefrío.

     

    El café cereza llega a un equipo de beneficio que consta de una despulpadora, una zaranda –clasificadora del café– y un lavador llamado becolsub.

    Tiempo atrás se utilizaba sólo la despulpadora, por lo que el grano pasaba directamente a unos tanques de fermentación y los residuos del café eran arrojados a los afluentes hídricos. Ahora, cuando está preocupado por la calidad y el cuidado del medio ambiente, ‘Cholo’ usa una máquina que recoge el mucílago y lo procesa.

    Las aguas mezcladas con la baba y con la cáscara van a una segunda etapa, en la que se separan los sólidos de los líquidos, mientras que a la semilla se le hace un lavado y se procede al secado.
     
    El mucílago se guarda en tanques de almacenamiento por 40 días; es un proceso de maduración en el cual intervienen microorganismos y elementos menores para organizar caldos microbianos. En los 50 galones del subproducto son empleados cinco kilos de estiércol de ganado fresco, 10 litros de leche y un kilo de sulfato de cobre, magnesio, manganeso y hierro.

    “Aplicando estos caldos se bajarán los costos de producción, porque no los vamos a comprar sino que los vamos a producir en la misma finca. No vamos a contaminar ni a ocasionar malos olores, porque el mucílago contamina más que las heces fecales del ser humano; con esa conciencia recolectamos esto”, añade el emprendedor.

    El SENA brindó a este aprendiz del programa Jóvenes Rurales Emprendedores, formación en Producción de café de alta calidad, Aplicación de buenas prácticas agrícolas, Procesos de comercialización, Gerencia empresarial y Barismo. Esto le ayudó a ubicarse como uno de los finalistas de la ‘Taza de la Excelencia’ en 2012, concurso que a su vez le abrió las puertas para vender su café a una empresa japonesa.

    “Una destacada organización de los cultivos, sumada a una buena recolección, un excelente beneficio, un buen secado y un tostado calibrado, da la mejor preparación de una bebida de café”, puntualiza Ninco, quien además es propietario de la Clínica Cafetera, un establecimiento comercial donde no sólo vende, sino que enseña a mecánicos y comerciantes a tomarse un buen café.

    KJJ/mmh/dbm/adf
​​

​​​​​​​​​​​

Servicio Nacional de Aprendizaje SENA - Dirección General
Calle 57 No. 8 - 69 Bogotá D.C. (Cundinamarca), Colombia
Conmutador Nacional (57 1) 5461500 - Extensiones
Atención presencial: lunes a viernes 8:00 a.m. a 5:30 p.m. - Resto del país sedes y horarios
Atención telefónica: lunes a viernes 7:00 a.m. a 7:00 p.m. - sábados 8:00 a.m. a 1:00 p.m.
Atención al ciudadano: Bogotá (57 1) 5925555 - Línea gratuita y resto del país 018000 910270
Atención al empresario: Bogotá (57 1) 4049494 - Línea gratuita y resto del país 018000 910682
PQRS
Chat en linea
Correo notificaciones judiciales: servicioalciudadano@sena.edu.co
  • Certificación ISO 9001
  • Certificación IQNet
  • Última modificación: 03/07/2019 11:33 a. m.
  •  
    Visita N°