Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
SharePoint
Ayuda
  • MAPA DEL SITIO
  • ENGLISH VERSION
Skip Navigation LinksSENA > Inicio > Sala de Prensa

noticiasprueba

Administrar permisosAdministrar permisos
Barranquilla (Atlántico), lunes, 12 de enero de 2015Bienestar

Así el SENA promueve atención integral de los niños

La entidad forma a los agentes educativos del programa de Hogares Comunitarios de Bienestar que atienden a más de un millón de infantes a lo largo y ancho del país.

Así el SENA promueve atención integral de los niños

Como parte del programa Atención a Poblaciones vulnerables, el SENA suscribió desde 2007 un convenio con elInstituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), a través del cual la entidad forma a madres comunitarias de todo el país con el fin de elevar su calidad técnica y pedagógica, con el fin de cooperar en el proceso de protección de derechos de niños, niñas y sus familias, amparados bajo los programas de esta última institución.

Es así como el SENA forma como Técnico Laboral en Atención Integral a la Primera Infancia, a los agentes educativos del programa de Hogares Comunitarios de Bienestar,  que atienden a más de un millón de infantes colombianos.

“Es un proceso integral en el que nuestras madres comunitarias, mujeres valientes y dedicadas, reciben las herramientas necesarias para el cuidado de los menores, al tiempo que se auto reconocen y se empoderan como agentes activas en la construcción de país, una labor que muchas veces pasa desapercibida para el ciudadano del común pero que lleva consigo un inmenso compromiso como es el de proteger, y formar a los niños y niñas”, aseguró Cristina Plazas Michelsen, directora general del ICBF.

Se estima que más de 648 mil menores con sus respectivas familias, se han impactado positivamente con la formación de las madres comunitarias en el país. Solo entre 2013 y 2014, el SENA ha brindado 59.099 cupos a nivel nacional para la formación de las madres, logrando una cobertura en los 32 departamentos de Colombia y haciendo presencia en 452 municipios.

Las regionales del SENA en las que mayor número de madres o padres comunitarios se han formado son Antioquia, Bolívar, Cesar, Córdoba, Chocó, Cundinamarca, Huila, La Guajira, Magdalena, Nariño, Valle, Norte de Santander, Santander y Atlántico.

(Ver fotogalería).​

“La entidad forma a estos agentes de cambio en sus comunidades que trabajan a la sociedad desde su núcleo: la familia; impartiendo a través de la formación de los menores, componentes como la convivencia pacífica, la resolución de conflictos, la protección de sus derechos, para que sean personas productivas y de bien, a pesar del entorno y los problemas que en él se puedan presentar”, aseguró Jacqueline Rojas Solano, directora de la Regional Atlántico del SENA.

Durante el proceso de formación que dura un año, el SENA ofrece conocimientos y herramientas que les permitan evaluar el entorno de los niños.​
Según el ICBF, el país cuenta con más de 69 mil madres comunitarias en todo el territorio nacional, quienes se han convertido en garantes de una formación integral en valores, y veedoras del cumplimiento y restablecimiento de los derechos de los niños.

Es por ello que el SENA, durante el proceso de formación que dura un año, ofrece conocimientos y herramientas que les permitan evaluar el entorno de los niños, con el fin de minimizar posibles riesgos que puedan afectar su bienestar,  salud y  nutrición. Así mismo, aprenden nuevas prácticas pedagógicas para el fomento de la autoestima, participación y estimulación de los menores.

“Esto es muy gratificante porque nunca nos habíamos cualificado para atender a los niños y niñas: ahora tenemos la certeza de transmitirle de manera lógica y coherente lo que ellos necesitan en esta etapa de sus vidas”, afirmó Alejandra Zapata Acevedo, aprendiz SENA y agente educativo del ICBF en Antioquia.

A través del juego, la literatura, el arte y la exploración del medio, estas madres generan entornos de confianza, protección y aprendizaje  para los menores. “Desde el momento en que empecé el curso en el SENA he mejorado mi forma de atender a los niños, trabajando con ellos según la edad, así mismo busco la forma de entenderlos mejor”, afirmó Martina Solís Orobio, madre comunitaria de Cauca con 23 años de experiencia en esta labor.

Martina agregó: “Lo que más me ha gustado es conocer las formas de aprendizaje, identificar la de los niños a través de Piaget, de Vigotsky, porque se pueden conocer las virtudes de los pequeños a través de ellos”.

Los agentes educativos también están capacitados para implementar estrategias didácticas que fomenten las dimensiones corporal, comunicativa, cognitiva, socio afectiva y estética de los niños, en los entornos de la institución, familia y comunidad de acuerdo al marco legal vigente de primera infancia, en tres modalidades de hogares.

La primera se denomina Hogar Tradicional, que es cuando una madre o padre comunitario atiende desde su casa a un grupo de 12 a 14 niños, de dos años en adelante. 

Hogares FAMI es la segunda modalidad; en esta se atienden madres gestantes y lactantes, así como a los niños hasta de dos años de edad, con el propósito de promover buenas prácticas de cuidado y crianza.

La tercera modalidad es la llamada Hogares Agrupados, en la que se reúnen hasta cuatro hogares comunitarios de bienestar tradicional en una infraestructura que generalmente es propiedad del municipio, y en los que se atienden a los niños en espacios muy bien adecuados.

Desde hace 22 años Catalina Carrillo, es madre comunitaria en una zona vulnerable de Barranquilla; ella –como la mayoría de las agentes de educación– trabaja en un barrio afectado por la violencia y  la pobreza, donde también es reconocida en la comunidad, por su solidaridad, convivencia, y compromiso con el desarrollo de los niños  y sus familias.

Según Catalina, estos niños a quienes considera sus hijos, “son una motivación diaria, son el futuro y requieren una orientación integral. Por ejemplo me preocupo siempre que los veo en la calle o en malas compañías, y procuro guiarlos  para que sean personas de bien sin importar las condiciones”.

Al sur del país, en regiones como Caquetá, aprendices que cumplen el rol de madres comunitarias también  han desarrollado iniciativas que promueven la equidad y el bienestar; es el caso de ‘SENA Canguro’, un proyecto que comprende jornadas periódicas lúdico recreativas para niños de San Vicente del Caguán, en torno a actividades de salud y sano esparcimiento.

“Es evidente en ellas el deseo de superación y aprender todos los días; su entusiasmo y alegría realmente contagia y esperamos dejar en ellas la semillita para que puedan realizar su trabajo en mejores condiciones y así garantizar una mayor atención a los infantes”, señaló Fabiola Morales Murcia, instructora del SENA Regional Caquetá.

De igual forma, en el marco del convenio con el ICBF, las beneficiarias han diseñado estrategias de formación que incluyen componentes culturales y costumbristas, para la conservación de las raíces, tradiciones y elementos autóctonos de cada región.

Las beneficiarias han diseñado estrategias de formación que incluyen componentes culturales y costumbristas, para la conservación de las raíces y tradiciones.​
“En el Pacífico, por ejemplo, han surgido entonaciones de arrullos y cantos típicos, como también la creación de coplas, décimas y versos que nacen de los mismos conceptos aprendidos. Además se generan estrategias para sensibilizar a los  pequeños frente a sus tradiciones y raíces”, afirmó Andrea Guarín Walteros, instructora de la Regional Cauca.

Este es considerado un trabajo social que permite a las madres comunitarias criar a sus propios hijos desde la casa y generar ingresos para sus familias sin salir del hogar.

“A mí siempre me gustaron los niños, quería cuidar a mis tres hijos pero también trabajar porque uno no tiene los recursos para quedarse en la casa haciendo nada, con esta labor que realizo en mi comunidad puedo desempeñarme en los dos roles”, aseguró Ana Iglesias, madre comunitaria desde hace 13 años.

Para ella la formación del SENA ha transformado este trabajo y lo ha convertido en más dinámico y enriquecedor para los menores.

“Ahora con lo que estoy aprendiendo me siento más preparada para enseñar, ahora uno ve que los niños llegan a la guardería contentos y uno se siente diferente, tenemos ideas más creativas, no le imponemos a los niños sino que los ayudamos a que ellos decidan por sí mismos”, dijo Ana, una barranquillera que tiene su hogar comunitario en el barrio La Luz.

Mediante estas acciones, el SENA garantiza una atención integral y de mayor calidad para los niños colombianos, además de promover la equidad e igualdad de oportunidades para las madres, al brindarles formación gratuita y mejorar sus condiciones tanto laborales como familiares.



ADG/ORV/MJF/GEC/JCO/LO/JSM/DCB/ERE/dbm/agf

Datos adjuntos

Comentarios

Servicio Nacional de Aprendizaje SENA - Dirección General
Calle 57 No. 8 - 69 Bogotá D.C. (Cundinamarca), Colombia
Conmutador Nacional (57 1) 5461500 - Extensiones
Atención presencial: lunes a viernes 8:00 a.m. a 5:30 p.m. - Resto del país sedes y horarios
Atención telefónica: lunes a viernes 7:00 a.m. a 7:00 p.m. - sábados 8:00 a.m. a 1:00 p.m.
Líneas gratuitas atención al ciudadano: Bogotá (57 1) 5925555 - Resto del país 018000 910270
Líneas gratuitas atención al empresario: Bogotá (57 1) 4049494 - Resto del país 018000 910682
PQRS
Chat en linea
Correo servicio al cliente: gpservicioalcliente@sena.edu.co
Correo notificaciones judiciales: servicioalciudadano@sena.edu.co
  • Certificación ISO 9001
  • Certificación IQNet
  • Última modificación: 02/11/2017 5:59 a. m.
  •  
    Visita N°